villayasociados7.jpg

 

 

En esta sección nos ocupamos de responder a sus dudas legales de forma gratuita y anónima, 

Contáctenos, envíenos su pregunta, y en un breve periodo de tiempo obtendrá su respuesta.

¿Qué es lo que debo reclamar en concreto?

Hay dos opciones:

A) La nulidad de la compra de las acciones. Esto da  lugar a que Vd. devuelve a Bankia las acciones  que tiene en la actualidad y Bankia le reintegra el dinero invertido en la compra con el interés legal del dinero (que viene siendo el 4% anual) desde la fecha de la compra hasta que le reintegre ese dinero (desde la fecha de la sentencia estimatoria de la demanda el interés se eleva en dos puntos más: el 6%).

B) La indemnización de los perjuicios sufridos: la diferencia entre el precio de compra de las acciones y el precio de su venta. En este caso sólo se podrá cobrar el interés legal del dinero desde la fecha de la primera reclamación a Bankia (también se eleva en dos puntos el interés desde que recaiga la primera sentencia estimatoria).

Quienes hayan comprado las acciones en otra entidad distinta a Bankia tendrán que acudir a la solución B): la reclamación de los perjuicios. 

Quienes hayan vendido las acciones podrían reclamar la nulidad en un plazo de cuatro años desde la fecha de la venta (o, según otra interpretación de la norma que regula la acción de nulidad, desde la fecha en que se conoció el cambio de las cuentas de Bankia, es decir, desde el 25 de mayo de 2012; y aún en otra interpretación, no existe límite de tiempo para reclamar). Pero para tener la máxima seguridad en cuanto a la posibilidad de ganar el juicio, mi opinión es que conviene que reclame la indemnización de los perjuicios.

¿Qué efectos legales produce la admisión a trámite de la demanda de separación, divorcio o nulidad matrimonial?


Los efectos previstos en la ley son:

a) Los cónyuges ya pueden vivir separados, cesa la presunción de convivencia conyugal.

b) Quedan revocados los consentimientos y poderes que cualquiera de los cónyuges hubiera dado al otro.

c) Salvo pacto en contrario, no cabe la posibilidad de comprometer bienes privativos del otro cónyuge en los gastos domésticos. 

Los cónyuges pueden anotar la admisión de la demanda en el Registro Civil, en el Registro de la Propiedad y en el Registro Mercantil, en su caso.